La Resistencia Activa contra el Marqués

Primera añada de este vino fue de la vendimia 2018. La idea de elaborar este vino, fue por fuerza de causa mayor. Pocos días antes del inicio de mi vendimia (octubre 2018), la bodega a la que tenía vendidas las uvas decidió dejarme tirado, así fue literalmente. 

«Lo siento Ismael, no tenemos espacio en bodega para recibir tus uvas. » Después de rechazar varias ofertas de compra por parte de varias bodegas durante todo el año, me veo en la situación que mis uvas no tienen un lagar para ser recibidas.

Y de ahí surge el nombre de este vino La Resistencia Activa contra el Marqués… Seremos pequeños, pero somos honestos y honrados. Resistiremos ahora y siempre con esta poción mágica que nos hace invencibles contra el M.R & CIA…

Para un pequeño viticultor tener que dejar sus uvas en la viña es como un fracaso y eso mismo trasmití a mi fantástico equipooooo : Vamos a limpiar la bodega que lleva más de 35 años sin usarse, lavar las antiguas tinajas que durante siglos han elaborado los afamados Vinos de Nieva y elaborar un vino como los viejos hacían. Mantendremos la tradición de los Jerónimos !

A diferencia con La Resistencia, este vino es un Pet Nat (vino con carbónico natural) . La elaboración de este vino es así:

La vendimia es unos días antes que para La Resistencia porque se busca más frescura y algo menos de potencia al no tener necesidad de afinamiento durante meses en tinaja. El mosto obtenido de racimos despalillados y prensados ligeramente se deja unas horas desfangando con baja temperatura para eliminar las burbas más gruesas. Una vez trasegado el mosto con menos turbidez se baja a las tinajas para que comience la fermentación de manera natural con las propias levaduras indígenas de cada viña.

La fermentación es lenta y cuando la densidad es la que que consideramos óptima procedemos a su embotellado para que la FA acabe en la botella. Suele tardar unos 2/3 meses en acabar la FA debido a la falta de oxígeno y a la ralentización de la actividad de las levaduras. Botella por botella se degüella, una por una, à la volé y se rellena con el mismo vino, se vuelve a chapar y dejamos reposar las botellas nuevamente antes de sacar al mercado para que se integre bien el CO2.

Y ahora ya solo queda disfrutar nuestras burbujas de La Resistencia Activa contra el Marqués.

Santé !!!