Correcaminos

Como su nombre indica es un vino joven, ágil y dinámico, de trago largo y fácil, aunque no por eso deja de tener estructura e intensidad.

Una particularidad de estos vinos es que son 0,0 SO2, sin filtrar ni clarificar. Verdejo:

Nuestro varíetal por excelencia, es aquí en la provincia de Segovia donde mejor comportamiento agronómico tiene debido a una mezcla de factores, destacando entre ellos la heterogeneidad de los suelos, la aridez de la zona, las antiguas selecciones masales de antiguos viñedos de Verdejo, las viñas en pie franco, todo esto unido a la climatología de la zona con sus contrastes verano/invierno y día/noche.

Elaboración:

Uva entera y con baja temperatura se prensa como siempre se ha hecho en prensa vertical, buscando el polo opuesto de la nueva enología, algo a lo que la mayoría tienen miedo la hiperoxidacion, buscando hacer estables los vinos en el tiempo, hacerlos duros desde el principio, nada de protección basada en “la magia negra” sino que el planteamiento es el clasicismo o la tradición de como mis abuelos hacían sus vinos.

La prensa vertical de 5 hl tiene una diferencia con la utilizada por mis abuelos, el cestillo es de inoxidable para facilitar su limpieza y evitar aromas y sabores indeseados en el vino. Una vez la uva es prensada, siguiendo su tempo de drenaje y tras un bajo rendimiento el mosto es decantado con las únicas ayudas de unos depósitos flauta (estrechos y altos) y el frío.

Mosto parcialmente desfangado es ensamblado para que juntos arranquen la F.A no hay ninguna obsesión con la temperatura de fermentación, pues las levaduras indígenas cada año tienen sus diferencias y varían su comportamiento.

Una vez finalizada la F.A el vino permanece en contacto de sus lías durante al menos 5 meses, no hay movimiento de lías para evitar la pérdida del CO2 natural y que sea un ayudante que evite la evolución en el vino.

Embotellado en dia flor en el mes de marzo.